EL PREMIO GLOBAL DE LA LITERATURA CASTELLANA

En 1998 un jurado presidido por el escritor mexicano Carlos Fuentes concedía el premio ex aequo a dos escritores latinoamericanos: el cubano Eliseo Alberto, por Caracol Beach, y el nicaragüense Sergio Ramírez, por Margarita, está linda la mar. Desde esta primera edición quedó vinculada al Premio la concepción panhispánica de la literatura que defendía Fuentes como ámbito de acción para los escritores en español: un vasto «territorio de La Mancha» que se extiende a lo largo y ancho del orbe y en el que nunca se pone el sol.

Ningún otro galardón literario ha hecho más por la cohesión cultural y lingüística de este «territorio de La Mancha» bautizado por Fuentes: a lo largo de estos veinte años el Premio Alfaguara de novela ha interconectado a través de la literatura a esa comunidad global de lectores.

Pero la repercusión de los sucesivos premios Alfaguara se ha extendido más allá del ámbito hispánico. La mayoría de ellos han sido traducidos a las principales lenguas y han obtenido críticas elogiosas en todos los países donde han sido publicados. Por ejemplo, los derechos de traducción y publicación de El ruido de las cosas al caer, del colombiano Juan Gabriel Vásquez (Premio Alfaguara de novela 2011), una de las novelas premiadas que más aceptación internacional ha tenido en los últimos años, han sido vendidos a 27 países. Mira si yo te querré, de Luis Leante (Premio Alfaguara de novela 2007), por su parte, ha sido traducida a 21 idiomas.

En lo que al reconocimiento internacional se refiere, la citada El ruido de las cosas al caer, de Juan Gabriel Vásquez, ha obtenido los premios English Pen Award 2012, Gregor von Rezzori 2013 e IMPAC Dublin 2014. Abril rojo, del peruano Santiago Roncagliolo (Premio Alfaguara de novela 2006), fue distinguida en 2011 con el Independent Foreign Fiction Prize. El viajero del siglo, del hispano-argentino Andrés Neuman (Premio Alfaguara de novela 2009), ganó el Premio Nacional de la Crítica y fue escogida una las mejores novelas del año 2012 por Financial Times, The Guardian y The Independent en su edición anglosajona.

Más allá del ámbito literario, la novela ganadora del Premio Alfaguara 1999, Son de Mar, del español Manuel Vicent, fue adaptada al cine por Bigas Luna en 2001, y el Premio Alfaguara de 2016, La noche de la Usina, de Eduardo Sacheri, será también convertido en guion cinematográfico próximamente.

El Premio Alfaguara de novela está dotado con 175.000 dólares (165.000 euros) y una escultura de Martín Chirino. El ganador da a conocer la novela a la prensa y a los lectores en una gira que incluye todo el ámbito de la lengua a lo largo del año de promoción.

2017. El Premio Alfaguara cumple 20 años

2014

2013

2012

 

2011

 

2010

 

2009