megustaleer - Delirio (Premio Alfaguara 2004) - Laura Restrepo

Delirio (Premio Alfaguara 2004)

Laura Restrepo

ALFAGUARA, Julio 2010

La novela por la que Laura Restrepo fue galardonada con el Premio Alfaguara de novela 2004.

Sinopsis

«Todos los secretos están guardados en un mismo cajón, el cajón de los secretos, y si desvelas uno, corres el riesgo de que pase lo mismo con los demás

Un hombre regresa a casa después de un corto viaje de negocios y encuentra que su esposa ha enloquecido completamente. No tiene idea de qué le ha podido ocurrir durante los tres días de su ausencia, y con el fin de ayudarla a salir de la crisis empieza a investigar, solo para descubrir lo poco que sabe sobre las profundas perturbaciones escondidas en el pasado de la mujer que ama.

Narrada con talento y emoción, la historia principal de esta novela se fragmenta en otras que se anudan a través de personajes llenos de matices. Laura Restrepo muestra en esta obra una energía narrativa fuera de lo común, en donde el suspense se mantiene hasta un final esperanzador que cierra una hermosa novela, bien construida, mejor controlada y brillantemente desarrollada.

José Saramago, presidente del jurado que entregó el Premio Alfaguara de Novela a Laura Restrepo, dijo…
«Delirio es una expresión de todo lo que Colombia tiene de fascinante, e incluso de terriblemente fascinante. Y cuando el nivel de la escritura llega hasta donde lo llevó Laura Restrepo, hay que quitarse el sombrero. Lo digo en mi nombre y en el nombre del jurado que no ha ahorrado aplausos para esta obra.»

Empezar a leer

Los ganadores hablan sobre el Premio Alfaguara


Laura Restrepo, ganadora del Premio Alfaguara en 2004 con Delirio

«Dicen que cada día hay más premios, que de hecho ya hay suficientes para otorgarle al menos uno a cada uno de los escritores existentes. Eso dicen y debe ser cierto. No importa. Ganar el Alfaguara fue un alegrón, desde la llamada telefónica de José Saramago, presidente del jurado, aquella madrugada del ya remoto 2004 en que me despertó su portuñol con una noticia que, como dice uno de mis co-ganadores, debía querer decir que me había sacado el premio, porque no iba a llamarme Saramago a informarme que había perdido. Alegría desde ese día, digo, hasta el final de la gira maratónica: la confrontación con públicos de tantos países; la deliciosa confirmación de que el idioma español es como un océano en el cual nadamos y nos encontramos 500 millones de seres; la camaradería con los equipos de la editorial, que te adoptan como a un huérfano y se convierten durante meses en tu familia más cercana. Y ya luego pasan los años, los nuevos Premios Alfaguara son cada vez más jóvenes, más altos, más audaces, la corona va pasando de cabeza en cabeza y va creciendo el clan, del cual haces parte ya para siempre.»